domingo, 23 de mayo de 2010

Publicidad Mundial 2010: TyCSports, Nike, Coca-Cola y Quilmes

Hay dos razones básicas por las cuales quería escribir respecto a este tema. Una es de índole utilitaria, y es que no encontraba ningún lugar en la red donde estuviesen los 4 comerciales de tal manera de poder verlos uno tras otro y disfrutarlos una y otra vez. Así que en ese sentido, me doy por satisfecho y espero que muchos también lo aprovechen.

La segunda razón tiene que ver con el sentido del blog, con tener una opinión sobre las cosas que nos suceden, y que en muchos casos, pasan por el Marketing y las marcas. En este caso, las publicidades que se hacen durante los mundiales, son algo que los argentinos esperamos ya con cierta ansiedad, y es algo que forma parte de la charla de café, del asado/ravioles de los domingos o de la charla de lunes durante la reunión previa a iniciar la semana en la oficina. Así que aquí les dejo los links y mi opinión respecto a cada uno, y me encantaría conocer sus comentarios!.

Nike: el comercial de Nike es el mas global de todos. Es una campaña asociada al Mundial de Sudáfrica que muestra todo el potencial de la estandarízación de los mensajes para generar un spot con una gran inversión y con mucha fuerza. Se centra principalmente en las figuras más relevantes que visten la marca (Cannavaro, Ribery, Wayne Rooney, Ronaldinho y Cristiano Ronaldo) y sus éxitos futuros individuales según lo que hagan en el Mundial. La producción del comercial es impecable, y tiene algunos guiños que son superlativos (W.Rooney jugando al ping-pong con Federer es lo más destacado en este sentido). Lo que me parece es que la historia que cuenta tiene poca fuerza. Creo que a nadie le importa la gloria que pueda lograr un jugador individual durante la Copa del Mundo. De hecho, lo importante es el equipo, la camiseta, el país y no veo que por el momento eso vaya a cambiar. Las individualidades son secundarias, y al ser este justamente el eje del guión del comercial, la historia que cuenta no me emociona. De todos modos, lo vi casi cien veces.


TyCSports: va de menor a mayor, y eso es muy bueno en esta clase de comerciales. Va creando el momento emocional, para que cuando termina uno tiene el pecho inflado de ser argentino. No tiene la necesidad de contar una historia que sea relevante más allá de las fronteras argentinas, lo que le da una ventaja frente al de Nike, pero creo que se ha conseguido un guión novedoso y creible, desde lo cotidiano. Todos hemos hecho comentarios como los que refleja la publicidad. ¿Quién no ha tenido esa charla con el tachero?. La del papelito tirado al piso es un clásico. Lo que nadie espera es la contracara de la historia. Y el comercial pasa del bajón de no ser, a la virtud de lo que somos como patria futbolera. La única contra que le veo es la música, ya muy vista. Podrían haber buscado un poco más y la gloria sería completa.


Coca-Cola: me da la sensación de haberse quedado a mitad de camino. No es un comercial que siga el posicionamiento global de Coca-Cola, con el Mundial como un espacio de diversión con familia/amigos, ni tampoco usa el camino emocional patriótico que genera un Mundial en la sociedad argentina (que es el caso de TyCSports e histórico de Quilmes), y tampoco es un comercial global, con una inversión y producción que lo destaque frente al resto (que sería el caso de Nike). Esto hace que ni siquiera una idea en la línea del humor como la planteada (hay 2 millones de personas en el medio de Sudáfrica que no juegan el Mundial, hacé que hinchen por Argentina), pueda levantar algo que desde el vamos, desde mi punto de vista, no tiene en claro cual es el mensaje que quiere dar. La secuencia tipo saga del comercial (argentinos y uruguayos peleando por los mismos hinchas de Lesotho), tampoco me pareció que resolvieran el entuerto.


Quilmes: le tenía mucha fé...y Dios me defraudó. Hicieron una gran apuesta al ponerle voz al barba (en el léxico maradoniano), pero al mismo tiempo, el márgen de éxito desde mi punto de vista era realmente muy chico. Ya desde el tono de la voz, te puede no gustar. La idea es correcta, y está en el inconsciente colectivo argentino que Dios es de por acá cerca, "la mano de Dios", etc, etc, etc....ahora, de ahí a convertirlo en un comercial, creo que hay un trecho bastante grande. Sin mojigaterías católicas, creo que el resultado no es el mejor. Se pierde la emoción, y el relato se ve demasiado contaminado por el hecho de que el que habla es el Señor de todos los mortales. No se, a mi no me gustó, pero entiendo que haya gente que le parezca candidato al Oscar.