miércoles, 28 de abril de 2010

El nombre de OLPC en Argentina y diferencias con el Plan Ceibal

El domingo pasado vi la campaña de comunicación con el plan del gobierno para proveer de laptops a los estudiantes secundarios de la Argentina “Conectar Igualdad”.

Mas allá de que me parece loable y realmente una muy buena iniciativa y siempre es mejor tarde que nunca, lo que quisiera analizar es la diferente dialéctica usada en la comunicación entre el estado uruguayo y su par argentino. En particular, el comentario se enfoca en analizar el nombre dado al programa a cada lado del Río de la Plata y las implicancias que tiene desde un punto de vista comunicacional la selección de un nombre para un programa de este tipo.

En cuanto al plan Ceibal, el origen de su nombre según lo indicado en el sitio oficial del plan, www.ceibal.org.uy es: “Ceibal, es el acrónimo de "Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea” y representa además al símbolo del país, su flor nacional: el ceibo”. En palabras del presidente Vázquez en referencia al nombre “hubo que hacer –lo voy a confesar– malabarismos para encontrar qué podíamos hacer para que “Ceibal” se transformara en una sigla y bueno, ahí está. Esto quiere decir una computadora para cada niño y la misión es equiparar tecnológicamente a todos los niños en nuestro Uruguay”.

Desde el punto de vista del gobierno uruguayo el foco del nombre de su programa de entrega de laptops tenía que ver con hacer referencia a un símbolo que representara a todos los uruguayos en su conjunto y que por otro lado, no tuviese connotaciones políticas asociadas. El Ceibo es la flor nacional, y evidentemente, el nombre “Ceibal” hace referencia directa a este símbolo y es por lejos el significante de mayor relevancia del plan uruguayo de entrega de laptops. Por otro lado, si bien el acrónimo a nivel masivo es mucho menos conocido, tampoco es derivable de su análisis ningún aspecto político que permita establecer algún rédito de corto plazo en su comunicación. Siendo más claro, no hay palabras que tengan una connotación política importante, debido a su carga en el imaginario de la sociedad uruguaya.

Si analizamos por otro lado el ejemplo argentino, el nombre elegido para el programa es “Conectar Igualdad”. Estamos todos de acuerdo en que la igualdad es un valor en sí mismo que es necesario perseguir, y que no hay discusión respecto a la importancia de este programa de informatización en cerrar la brecha digital y en tangibilizar la promesa de reducción de las desigualdades en nuestra comunidad. El punto de mi análisis, es que pudiendo elegir significantes mucho menos cargados políticamente –siguiendo el ejemplo uruguayo- el gobierno argentino busca un beneficio político de corto plazo en realizar una campaña de comunicación masiva donde el rédito político para el gobierno, aún sin siquiera haber entregado una sola laptop, es más que claro a los ojos de la opinión pública.

Vuelvo a enunciar mi abierto apoyo a esta iniciativa, y aplaudo al gobierno argentino por llevarla adelante. Critico simplemente la intencionalidad política detrás de la elección de un nombre, que empaña un esfuerzo tan serio e importante para el futuro de la Argentina.